El Municipio y el bono de fin de Año

En el día de ayer, el Intendente de nuestra ciudad comunicó que el municipio no está en condiciones de afrontar el bono de fin de año, anuncio que pareció realizado con demasiada liviandad y sin tomar real dimensión de lo que esto significa para el bolsillo de los empleados municipales. Peor aún, es el hecho de ampararse en que la posibilidad de que esta decisión se revierta es si se aprueba el aumento de tasas.
Nuestro espacio político, considera que esta determinación de tomar como “rehenes” a los empleados del municipio, poco tiene que ver con las políticas que queremos  por parte del  gobierno. Esta metodología es la misma que utilizaba la anterior gestión, y notamos una continuidad política en la toma de decisiones para afrontar este tipo de conflictos.
Desde la Unión Cívica Radical, acompañamos a los trabajadores y nos parece acertada la decisión del gobierno nacional de otorgar a los empleados estatales un bono que colabore para paliar, en el actual contexto económico, los gastos que conlleva el fin de año.
Por otra parte, consideramos que se debe trabajar en un proyecto serio de recomposición de la tarifa de las tasas municipales, lo creemos necesario y oportuno para un normal desenvolvimiento económico del municipio. Pero estamos convencidos, que esto no tiene que confundirse con una utilización de la necesidad de miles de personas.
No queremos políticas continuistas, en el 2015 nosotros y el pueblo de Olavarría optó por un cambio, y es hacia donde queremos que se dirija nuestra ciudad y su gobierno.
Buscamos una “evolución” en la forma de hacer política. Es por ello, que consideraríamos muy oportuno que el jefe comunal revea la decisión tomada, y no confunda las prioridades de los empleados con las políticas económicas del municipio.

Comentarios

Comentarios